Breaking News

El béisbol está frizado

Artículo de la autoría de Luis A. Rodríguez, Agente Representante de Jugadores de
Béisbol (en proceso de ser certificado por la MLBPA).
Nota: este artículo es mi opinión personal y no tiene ningún significado
para las partes envueltas, ni representa la opinión profesional del autor.
Este artículo se escribe para informar a los fanáticos del béisbol. Este
articulo fue escrito como un fanático del béisbol que quiere que se juegue
béisbol por los siglos de los siglos, amén.
Por primera vez en casi tres décadas, las Grandes Ligas se encuentran en un paro laboral.
El Contrato de Acuerdo Colectivo (CBA por sus siglas en inglés) se ha vencido y los dueños
de equipos han declarado un paro laboral.
Esta semana, la Liga Profesional de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés) y los siete
propietarios de equipos que componen el comité de política laboral de la liga vinieron a
Texas para negociar directamente con los jugadores durante las reuniones anuales de la
junta ejecutiva fuera de temporada de la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas
(MLBPA por sus siglas en inglés). La MLB hizo una nueva propuesta sobre cuestiones
económicas fundamentales la semana pasada, mientras que la MLBPA hizo otra el
martes, que la otra parte rechazó.
El miércoles por la tarde en el hotel de los jugadores, Andrew Miller, un alto representante
de la asociación de los peloteros y que lanzó para los Cardenales de San Luis este año, y
Bruce Meyer, representante legal laboral de la MLBPA, caminaron junto a Dick Monfort,
propietario de los Rockies de Colorado y presidente del comité laboral de la MLB; Dan
Halem, negociador principal de M.L.B. y Patrick Houlihan, M.L.B. asesor legal general
adjunto. El grupo se dirigió a una sala de reunión del hotel. Siete minutos después, los
funcionarios de la MLB, recogieron sus pertenencias y se fueron.
Luego se informó que no se realizaran más reuniones entre la MLBPA y la MLB.
Aproximadamente nueve horas después, la MLB (por mandato de los dueños de los
equipos) implementó el paro laboral.
Este fue el último capítulo de las tensas relaciones laborales entre las partes en los últimos
años.
Si bien un cierre patronal no era un requisito, la medida es el garrote de los propietarios.
Esta técnica, anteriormente, ha sido utilizada por propietarios en las cuatro principales
ligas deportivas masculinas de Estados Unidos, principalmente la Liga de Baloncesto
Profesional (NBA por sus siglas en inglés) y la Liga Profesional de Hockey sobre Hielo
(NHL por sus siglas en inglés); en casos similares.
Después de una ráfaga de actividades de la agencia libre antes del miércoles, un cierre
patronal paraliza el deporte. Los equipos no pueden hablar con los jugadores, hacer

fichajes de Grandes Ligas o intercambios, etc. Debajo trato de explicar este paro y expreso
mis esperanzas que dicho paro sea temporal y un nuevo acuerdo colectivo surja.
¿Cómo llegamos aquí? ¿Qué es un cierre patronal y por qué ahora?
El último acuerdo entre la MLB y la MLBPA se negoció en 2016. El acuerdo de negociación
colectiva actual cubre todo, desde cuánto durará la temporada hasta qué tipo de viáticos
reciben los jugadores en el camino. También aborda los aspectos más económicos del
juego, como la agencia libre y el arbitraje. Y terminó a la medianoche del Miércoles, 1 de
Diciembre del 2021. A las 12:01, los propietarios bloquearon a los jugadores con la
esperanza de llevar a la MLBPA a un estado de negociación más urgente. Es esencialmente
la antítesis de la huelga de un jugador. Dado que a los jugadores no se les paga en la
temporada baja, ni hay juegos, no tienen nada que hacer. En cambio, la liga decidió
detener toda la actividad de los jugadores en lo que respecta a sus equipos. No se permiten
fichajes de agentes libres, no se permite el uso de las instalaciones del equipo, de hecho,
no se permite ningún contacto de ningún tipo entre el equipo y el jugador hasta que se
llegue a un nuevo acuerdo.
“Creemos que un cierre patronal fuera de temporada es el mejor mecanismo para proteger
la temporada 2022”, El Comisionado de la MLB, Rob Manfred, escribió en una carta a los
fanáticos publicada a las 12:01 a.m. hora del este el jueves en la cuenta de twitter de la
MLB.
“Esperamos que el cierre patronal impulse las negociaciones y nos lleve a un acuerdo que
permitirá que la temporada comience a tiempo. Este bloqueo defensivo era necesario
porque la visión de la MLBPA para las Grandes Ligas amenazaba la capacidad de la
mayoría de los equipos para ser competitivos. Simplemente no es una opción viable.
Desde el principio, la MLBPA no ha estado dispuesto a moverse de su posición inicial,
comprometerse o colaborar en soluciones «, continuó Manfred.
La MLBPA discrepó con vehemencia. Su declaración decía, en parte: “Este cierre es una
medida dramática, independientemente del momento. No es requerido por ley ni por
ningún otro motivo. Fue elección de los propietarios, simple y llanamente, calculada
específicamente para presionar a los jugadores para que renunciaran a derechos y
beneficios, y abandonaran las propuestas de negociación de buena fe que beneficiarán no
solo a los jugadores, sino al juego y a la industria en su conjunto «.
Este es el noveno paro laboral en la historia de la MLB y el cuarto cierre patronal. La
última vez que los propietarios bloquearon a los jugadores fue antes de la temporada de
1990.
A lo largo de este año, la MLB y la MLBPA se han reunido virtualmente y en persona, y
cada lado ha ofrecido propuestas y ajustes. La primera propuesta del sindicato sobre
cuestiones económicas fundamentales se produjo en Mayo, mientras que la de la Liga fue
en Agosto. Encontraron pocos puntos en común, muy en desacuerdo sobre los cambios
propuestos para el reparto de ingresos, la acumulación de tiempo de servicio y la agencia
libre, entre otros elementos.

Aunque los grupos se mantuvieron significativamente separados, la temporada aún no
está aún en peligro y las negociaciones entre las partes pueden continuar durante un
cierre patronal. El entrenamiento de primavera está programado para comenzar a
mediados de febrero y el día de apertura está programado para el 31 de marzo.
Los jugadores han querido una serie de mejoras, algunas de las cuales han sido rechazadas
por MLB: conseguir que los jugadores jóvenes (que son más baratos) sean compensados
antes en sus carreras; permitiendo que los jugadores alcancen el arbitraje salarial y la
agencia libre en menos tiempo; aumentar el impuesto de lujo de los equipos (de 210
millones de dólares ahora a 245 millones de dólares), reducir el reparto de ingresos entre
los equipos y compartiéndolo más con los jugadores y las formas que podrían frenar la
manipulación del tiempo de servicio; y obligando a los equipos a ser más competitivos a
través de un puñado de medidas, incluidos cambios en el draft amateur.
Cabe resaltar que los ingresos average de los jugadores no súper-estrellas, lo que la
MLBPA llama la clase media de peloteros (que son la mayoría), ha disminuido
sustancialmente en los últimos años, de US$11.8 millones en el 2014-2015 a US$6.2
millones en la temporada pasada. Punto importante que resalta la MLBPA.
La MLB ha dicho que también quiere mejorar el equilibrio competitivo entre los equipos,
pero ha propuesto diferentes formas de lograrlo que la MLBPA. Entre sus propuestas,
algunas de las cuales han sido rechazadas por la MLBPA: un formato de lotería al estilo
de la NBA para las tres primeras selecciones en el draft que podría ayudar a prevenir el
llamado ‘equipos en reconstrucción’; un piso de nómina por equipo ($ 100 millones) junto
con un pago de impuesto de lujo menor ($ 180 millones) – o aumentos más modestos del
umbral de impuestos de lujo (comenzando con $ 214 millones) sin un piso pero con tasas
más altas para repasar y revisar el sistema de arbitraje salarial; aumentos más pequeños
en los salarios mínimos de la liga, hacer agencia libre basada en la edad y expandir los
playoffs (de 10 a 14 equipos), lo que generaría más ingresos netos.
Es mi opinión que el impasse principal es económico.
Los jugadores sienten, con el surgimiento de la analítica dentro de las oficinas centrales
(cybermetrics), que cada vez se les paga a menos jugadores de segundo y tercer nivel
cuando finalmente se convierten en agentes libres después de seis años de servicio en las
Grandes Ligas, que es a menudo cuando un jugador cumple 30 años o más.
En general, a los jugadores les gustaría que se les pagara más a edades más tempranas
porque es cuando están en su mejor momento. El sistema también favorece mantener a
los jugadores en las ligas menores durante varias semanas más para ralentizar su tiempo
de servicio en las ligas mayores. Los jugadores odian eso, ya que afecta significativamente
la pensión de los jugadores cuando ya no jueguen. Además, sienten que el ciclo de
reconstrucción de equipos (lo que en inglés se conoce como ‘tanking’) está limitando las
nóminas. Una cosa buena para los jugadores: mientras no haya un tope salarial, el sistema
siempre pagará lo mejor de lo mejor al mejor, algo que a la liga le gusta enfatizar.
¿Quiénes son las principales figuras a cada lado de la mesa de negociaciones?

El exjugador de Grandes Ligas Tony Clark es el rostro de la asociación de jugadores,
mientras que el comisionado Rob Manfred es el mismo para la liga. Sus lugartenientes,
principalmente los abogados Dan Halem para la liga y Bruce Meyer para los jugadores.
Algunos propietarios participan en las reuniones, mientras que la junta ejecutiva de la
MLBPA está formada por ocho jugadores: Max Scherzer, Marcus Semien, Gerrit Cole,
Francisco Lindor, Jason Castro, Zack Britton, Andrew Miller y James Paxton.
¿Qué significa el cierre patronal para la agencia libre y los intercambios? ¿Se cancelan las
reuniones de invierno?
Todo se detiene. La parte de las ligas mayores de las reuniones de invierno, programadas
para la próxima semana, está cancelada. (El lado de las reuniones de las ligas menores
continuará). No tendría mucho sentido realizar las reuniones, ya que los agentes no
pueden reunirse con los equipos. De hecho, el personal del equipo ni siquiera tiene
permitido hablar con los medios de comunicación sobre jugadores en listas de 40
hombres durante el cierre patronal. Y se supone que los equipos tampoco deben hablar
entre ellos sobre sus jugadores. Entonces, técnicamente, no se acordarán intercambios
durante el cierre patronal, suponiendo que los ejecutivos sigan la letra de la ley de cierre
patronal.
Los jugadores jóvenes que buscan retroalimentación de sus entrenadores, prácticas del
bullpen, prácticas de bateo en invierno o las sesiones de entrenamiento físico, están
suspendidas y ahora también están solos. En pocas palabras, el personal del equipo tiene
prohibido cualquier contacto con jugadores en sus listas de 40 hombres. Las pruebas de
drogas fuera de temporada se detendrán y se reanudarán tan pronto como se ratifique un
nuevo convenio colectivo.
Al final, es mi opinión, todos se pondrán de acuerdo a medida que transcurra el tiempo y
se acerque los entrenamientos de primavera. Ni la MLB ni la MLBPA obtendrán todo lo
que desean. Es mi esperanza que en Febrero 2022 las ligas de la toronja y el cactus abrirán
sus puertas. Feliz Navidad Béisbol.

Check Also

El entrenamiento extendido, otra forma de esclavitud

Horacio Nolasco San Francisco de Macorís Algunos jugadores de Ligas Menores   van a un entrenamiento …

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://riflescopereviewsguide.com/