El entrenamiento extendido, otra forma de esclavitud

Horacio Nolasco

San Francisco de Macorís

Algunos jugadores de Ligas Menores   van a un entrenamiento de primavera extendido, que si lo analizamos es una forma moderna de esclavitud.

Desglosemos, el extender no es una liga de béisbol de hecho, pues sus estadísticas no cuentan, es más bien una liga de desarrollo, pero sin salario para el jugador.

Como es sabido, aun con la huelga de MLB en agenda, las Ligas Menores siguieron su proceso normal, reclutando jugadores desde el mes de febrero.  Diowill Burgos, por mencionar un nombre, es un pelotero que recibió un bono por firmar de unos 300 mil dólares,  antes jardinero, ahora convertido en inicialista, recibe un bono semanal de 240 dólares, en algunos casos los peloteros  no reciben más de 70 dólares por semana por al menos 48 horas de trabajo cada seis días (si eso no es esclavitud estamos muy cerca).

Le suministran  alojamiento y comida, pero ha de estar durante cuatro meses, de febrero a junio, cuando inicia la Rookie League, recibiendo esa ayuda monetaria. Ustedes imaginan un jugador con una familia, esposa y uno o dos hijos, teniendo una paga de 240 dólares semanales, o 70 en algunos equipos,  más el riesgo de que no hay ninguna garantía de quedarse en Rookie o Clase A Media, debido a que por ahí vienen los jugadores del sorteo universitario y los de Dominican Summer League.

Cuatro meses guayando la yuca sin un salario fijo, con la esperanza de recibir la oportunidad para seguir activo un año más en las Menores, agregando la eliminación de las categorías Rookie Avanzada y Clase A Corta, formadas por más de 40 equipos desaparecidos (la situación que es más cómoda para los prospectos y los que van de Liga de Verano, quienes tienen sus puestos garantizados).

Las prácticas inician todos los días a las 8.00 de la mañana y los juegos a las 12.00 del mediodía de lunes a viernes. Los sábados los encuentros son a las 10.00 de la mañana. A parte de poner buenos números, con frecuencia se recibe la presencia de un Ronald Acuña  un Fernando Tatis o Jacob deGrom en dicho extender.

Los  jugadores de Grandes Ligas o super prospectos pueden   tomar un turno por cada inning,  Por ejemplo, en los 90 el exlanzador Andrés-Mendito-López, con experiencia de Clase A Corta, lanzó 2.0 entradas en un partido ante un equipo de los Orioles y tuvo que enfrentar dos veces, un turno por entrada, a Chris Sabo, Jeffrey Hamonds y Manny Alexander, tres MLB que fueron a recuperarse de lesiones. Lo jodón es que al final te miden los registros como si ellos fueran de tu mismo nivel.

Son muchos los jugadores que en esos entrenamientos desertan. Algunos pensando en que tienen un millón de dólares en caja y banco y otros que necesitan más de 70 dólares, que no dan ni para la recarga de un teléfono (se de un jugador, leyenda de la Lidom, que en su primer año en USA pescó par de peces en un lago-como lo hacía constantemente en el río de su pueblo- y su hermano le envió 50 dólares al cobrar su primera quincena, pues no tenía en qué caerse muerto).

Uno espera que Diowill Burgos, que es una especie de sobrino para mi, pueda ocupar un puesto en la Rookie o Clase A Baja de Miami,  a sabiendas que un grueso de jugadores en Spring Training Extender se van para su casa a partir de junio, y  que tanto esfuerzo no sea en vano, pues se de su talento y disciplina.

 

Check Also

Albert Pujols lidera a jugadores con 36 años y más y con mayores incidencias en la actual campaña

HORACIO NOLASCO SAN FRANCISCO DE MACORIS Las Mayores ha implementado desde el último lustro sacar …

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://riflescopereviewsguide.com/