Noticias Destacadas

Vladimir Guerrero Jr. arrasó con el bate en ligas menores

vladimir guerrero jrA lo largo de los años, ha habido algunos debates candentes sobre quién debería ganar el premio Bateador del Año de las Menores de MLB Pipeline. Este año, la conversación duró aproximadamente lo que se tarda alguien en decir Vladimir Guerrero Jr.

Seguro, varios peloteros fijaron números muy buenos a lo largo de las menores en el 2018, pero elegir al prospecto número uno del béisbol como el ganador de este año fue una de las decisiones más sencillas que se puedan tomar.

Es fácil quedarse sin adjetivos superlativos cuando se trata de describir la temporada que tuvo el hijo del miembro del Salón de la Fama, pero estas son algunas de las cosas más destacadas.

• Lideró a las menores en promedio de bateo (.381)
• Lideró a las menores en slugging (.636)
• Lideró a las menores en OPS (1.073)
• Impuso topes personales dobles, jonrones, bases alcanzadas, empujadas, promedio, OBP, SLG, OPS
• No ha tenido juegos consecutivos sin dar hit desde el 20 y 21 de julio del 2017.

“Estoy muy contento con todo lo que pasó en la temporada”, le dijo Guerrero Jr. a Jesse Sánchez de MLB.com. “Yo salgo a trabajar todos los días. Entiendo perfectamente que sólo puedo controlar lo que hago en el terreno, pero no tengo control de lo que pasa afuera”.

Hay historias sobre Guerrero Jr. que rayan en lo mitológico: Ser retirado dos veces en segunda base, en turnos sucesivos, tras batazos que pegaron en la pared del jardín izquierdo y que normalmente hubiesen sido doble de no ser porque le pegó tan duro a la bola. O la vez en Hartford cuando mandó una recta a 96 mph, baja, adentro y con dos strikes, fuera del parque por el jardín izquierdo, un batazo tan duro que no le permitió al umpire ponerse en posición adecuada y terminó cantándola foul. Luego se reunió la cuarteta y revirtieron la sentencia.

“La gente no debería ser capaz de hacer eso”, dijo Schneider. “Todo lo que bateó fue duro, casi todo ridículamente duro”.

“Yo nunca traté de batear .400, sólo quería dar lo mejor todos los días”, aclaró Guerrero Jr. “Era muy selectivo esperando mi pitcheo y trataba de darle bien a la bola. Ahora me iré a casa, seguiré trabajando las próximas tres semanas y llegará listo para la Liga Otoñal de Arizona y seguir buscando esa meta mía, Dios mediante”.

Más allá de su habilidad natural para batear, eso es lo que separa a Guerrero Jr, su incansable ética de trabajo. Tiene una pasión por el juego que se nota en lo mucho que se divierte en el terreno y todo lo que hace para convertirse en una estrella.

“Con todo lo divertido y relajado y bueno que es, siempre está motivado, enfocado y trabajando duro para lograr lo que quiere”, enumeró Schneider. “Lo bonito es que él sabe exactamente dónde está la línea. Vamos a mantenernos relajados, vamos a divertirnos, pero al mismo tiempo, vamos a trabajar. Es un profesional. Quiere ser un All-Star y un Guante de Oro en tercera base”.

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*