Noticias Destacadas

Starlin Castro listo para la responsabilidad de ser tercer bate de los Marlins

starlin castro 1Elige un lugar, cualquiera dentro del orden de bateo, y hay muchas probabilidades no sólo de que el dominicano Starlin Castro haya bateado de forma regular allí, sino también de que haya producido.

El manager de los Marlins, Don Mattingly, está usando estos entrenamientos primaverales para hacer distintas pruebas con su lineup, pero la presencia de Castro como segunda base y tercer bate ha sido una constante.

La lógica detrás del movimiento es similar a la que utilizó Mattingly hace algunos años para mover hasta el puesto tres a Christian Yelich, quien hasta ese entonces había bateado principalmente como primero o segundo.

“Todo el mundo decía que Christian era un típico primer bate, y seguramente podría serlo”, dijo Mattingly. “Hay jugadores que simplemente saben batear contra zurdos, contra derechos, contra buenos pitchers”.

En el primer año de Castro en los Marlins, Mattingly tiene previsto utilizarlo en el escaño que generalmente se reserva para el mejor bateador del equipo. El jugador de 27 años no es necesariamente una amenaza jonronera, pero tiene un historial bien ganado a punta de dar hits y embasarse. La esperanza es que Castro se embase lo suficiente para servirle la mesa a Justin Bour, quien ya fue anunciado como cuarto bate.

“He hablado con Starlin al respecto, de batear en el tercer puesto”, dijo Mattingly. “Es alguien que puede embasarse para J.B., pero que también puede empujar una carrera. Con suerte los muchachos al frente estarán en base y él dará sus hits”.

Los Marlins obtuvieron a Castro desde los Yankees en el cambio por Giancarlo Stanton. Cuatro veces convocado al Juego de Estrellas, Castro tiene experiencia tanto en la parte alta como en el medio de la alineación.

“He bateado en todos los sitios del lineup”, dijo Castro. “Trato de no meterme presión y mantener el mismo plan. Quiero ser el mismo bateador, la misma persona. Sólo ser el mismo. No trato de meterme nada más en la cabeza. Salir a jugar y divertirme”.

Castro sabe lo que es batear de tercero, algo que ha hecho 315 veces en su carrera, dejando una línea ofensiva de .264/.291/.400 con 11 jonrones y 61 carreras empujadas desde ese puesto.

“El muchacho batea”, dijo Mattingly. “No le estoy pidiendo que tome ese lugar y batee jonrones, nada de eso. Pero dará sus hits y empujará algunas carreras”.

La temporada pasada, Castro fue tercer bate de los Yankees en nueve oportunidades, y en 39 turnos ligó para .405/.436/.703 con tres jonrones y siete remolcadas.

“Me gusta batear allí”, dijo Castro. “Nos vamos a embasar. Aquí tenemos gente que puede embasarse. Uno lo que tiene que hacer es tratar de no apurarse. Sólo hacer un buen turno y usar todo el terreno”.

Un bateador natural desde que subió con los Cachorros a los 20 años en el 2010, Castro ha bateado en todas partes. Pero la mayoría del tiempo ha estado entre los puestos uno y seis, con más de 100 juegos iniciados en cada uno de esos lugares.

Castro, quien nunca ha sido un jonronero, arrancará la temporada con 99 bambinazos de por vida. También tiene más juegos como cuarto bate (175) que como tercero. En el 2017 con los Yankees, Castro acumuló 159 visitas al plato bateando de cuarto (.318/.352/.426 con dos jonrones y 18 carreras empujadas).

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*