Noticias Destacadas

Otro padre que narra los batazos de su hijo

Horacio Nolasco
Especial para LD
San Francisco de Macorís

Hanser y Tony Alberto, padre e hijo, se han destacado en el béisbol profesional de República Dominicana, Tony como narrador y Hanser como figura de los Gigantes del Cibao.

Pocas veces se da la coincidencia de ver el padre de un jugador narrar o comentar mientras su vástago batea, lanza o realiza una espectacular jugada. Mendy López y su hijo del mismo nombre, Jorgito Bournigal y su hijo Rafael  y ahora los Alberto.

Tony, de mecánico industrial a narrador

“Antes de iniciar la crónica deportiva, trabajé como mecánico industrial en una tenería. Coincidió que el mismo día que cumplí mi primer año de labor en 1986 perdí mi mano y parte del antebrazo derecho en un accidente laboral. Tras el percance me dediqué a la venta de repuestos de motores y pasolas”, reveló Tony Alberto.

Al referirse a sus inicios en la crónica deportiva manifestó que “siempre me llamó la atención la crónica, gracias a la motivación de mi fenecido amigo Luis Reynoso, la persona que enseñó las primeras lecciones de béisbol a Hanser, impulsándome a llamar a diferentes programas deportivos radiales en nuestro San Francisco de Macorís”.

Añade que lo de la narración vino “por mi admiración a Mendy López, el mejor narrador de nuestro país”

Tony Alberto se inició junto con Mendy López en una cadena de Grandes Ligas que era producida por el propio Tony. Al firmar para los Gigantes del Cibao en el 2016, como parte del elenco de narradores y comentaristas se dio la coincidencia de estar Mendy presente en el estadio Julián Javier y a la vez su hijo Hanser debutó ese mismo día en esa temporada.

Cuenta que ese día “ocurrió que al primer lanzamiento Hanser conectó un largo cuadrangular, dejándome atónito y sin voz para poder describir la jugada”, expresó Tony.

“Mendy López me había dicho antes del juego que había venido a presenciar un jonrón de Hanser para que supiera si la canela pica, como él se ponía cuando narraba los jonrones de su hijo Mendy Jr.”, siguió diciendo Tony.

La relación entre Hanser y Tony

Hanser cuenta que “desde pequeño andaba con mi papá en los diferentes lugares donde se jugaba béisbol olímpico y softbol en la región, debido a que él se dedica desde hace años a la venta de útiles deportivos”.

“Cuando estaba listo para firmar, me decían pequeño, pues a los 15 años estaba por los 5´8´´ de estatura y unas 135 libras (hoy día estoy en los 6´0´´ y 215 libras) y mi papá siempre estuvo apoyándome para seguir adelante. Los scouts no creían en mi por mi físico, muchos señalaron que se habían equivocado cuando recibí un bono de apenas 65 mil dólares en el 2010 y ese mismo año en mi primera temporada logre ser All-Star en Summer League y gané el título de bateo”, destacó el toletero de los Gigantes.

A Hanser se le nota la emoción cuando le toca hablar sobre sus progenitores. “Mi padre y mi madre Elba Rosa han sido un soporte en mi vida y mi formación, incluso Tony es quien lleva el control económico de los beneficios que he obtenido en ocho años de carrera”.

Los Alberto y la prédica del evangelio

Tanto Hanser como Tony Alberto se han dedicado desde hace años a predicar el evangelio. “Cuando termine mi carrera como jugador activo, que espero no sea pronto, pues apenas recién cumplí 26 años, pienso dedicarme por entero a mi familia y a la prédica del evangelio”. A mi  esposa Olga Lidia, a su hija Avril y los demás niños por venir, debido a que ellos han sido sacrificados con el tiempo hay que dedicarle al profesionalismo.

Además cuando se retire quiere crear una fundación para ayudar a los niños de su comunidad Güisa.

Sin lugar a dudas, Hanser y Tony Alberto han sido un ejemplo de dedicación al béisbol y a la familia, sobre todo en estos tiempos que la sociedad necesita bastante en la formación de valores.

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*