Noticias Destacadas

Máximo Nelson, vive una vida cómoda sin haber jugado en las Mayores

Image result for maximo nelson with dragones de chunichi imagesPor Horacio Nolasco.- En el béisbol, siempre nos fijamos en los  jugadores que han tenido las oportunidades de llegar a las Mayores, que ganan mucho dinero y  a la vez dilapidan sus fortunas, sin embargo Máximo Nelson es una muestra que no se necesita jugar en las Grandes Ligas para vivir una vida económicamente cómoda.

Su primera firma y brevedad en las Menores

´´Fui firmado en el 2000, a los 18 años, por la organización de los Yankees de New York, recibiendo un bono de 75 mil dólares. Estuve jugando un par de años en Dominican Summer League antes de viajar a Estados Unidos. Mi único año como profesional en ese país fue en el 2004, a nivel de Rookie League´´, acotó Nelson.

´´En el 2005 tuve problemas para conseguir el visado y en 2006 fue mi último año, participando en la Dominican Sunmmer League.  Muchos hubieran tirado la toalla, pero yo seguí batallando, buscando nuevos caminos y una forma de seguir activo en el béisbol´´, indicó el nativo de El Seibo.

Nelson, un jugador que habla español, inglés, japonés y hebreo

´´Al cerrar mi ciclo temprano en USA se me presentó la oportunidad de jugar en una liga que existió en Israel, gracias a las gestiones de José Canó, el papá de Robinson. Firmé por 4, 500 dólares con el equipo Modi´in Miracle de Tel Avi. Fue una liga de tres meses. Casi todos los equipos estaban cerca de la capital. Me gustó la experiencia, me trataron muy bien y dejé muchos amigos en Oriente Medio´´, puntualiza.

Su estadía en el béisbol de Japón

´´Firmé un jugoso contrato con los Dragones de Chunichi,  equivalente a 300 mil dólares en el 2008. Debo aclarar que todavía en ese entonces pertenecía a los Yankees,  y me prestaron a Japón, aunque parezca extraño. Lo de Japón fue increíble para mi, pues me cambió la vida en lo personal y en lo económico´´, revela el diestro.

´´Gracias a los japoneses mi vida económica no tiene complicación. Participé cinco años en esa liga, siempre con los Dragones. Mi mejor contrato fue de 2.8 millones de dolares por una temporada (2011) y estuve en Japón hasta el 2012. Ese año me lesioné, la única vez que he tenido problemas físicos de consideración en 18 años de carrera. Estuve un año con el hombro lesionado´´.

Su carrera en el otoño-invierno y México

´´Licey me seleccionó en el sorteo del 2005, pero yo no lanzaba invierno al estar casi el año entero en Japón. Solo tiré en par de ocasiones en 2008,  volví a jugar en el 2013 y  2014, sin embargo al cambiar la gerencia me dieron de baja. También estuve con Magallanes en 2014 en Venezuela y al año siguiente en Aguascalientes en el verano en México. Decidí quedarme aquí, ya que en México hay que viajar mucho. Después del 2015 nadie me dio la oportunidad, hasta que hablé con Miguel Benítez, asistente de Juan Mercado y estoy con los Gigantes del Cibao  desde el 2016´´, relató Máximo.

Un hombre de béisbol y de familia

´´Los últimos cuatro años me he quedado en Dominicana. Para mantenerme en forma practicó en un programa de béisbol que está mi hijo de 14 años y jugando  desafíos en el campo. Comparto mucho con mi familia,  los fines de semana nos vamos a hace turismo interno. Tengo tres hijos, el varón de 14 y dos niñas, una de 16 que casi va a la universidad. Estoy muy orgulloso de la familia que dios me permitió tener´´, indicó el relevista.

´´Soy un hombre apegado a mi familia. Salgo poco, ya pasé la etapa de las parrandas y estoy en los Gigantes por amor al béisbol, no por necesidad. Mi brazo y mi salud están bien. Controlo mis gastos y mi vida´´.

Una posición económica cómoda

´´He realizado inversiones en bienes raíces, que  me permiten mantener sin ningún tipo de problemas a mi familia. Ojalá el brazo se mantenga saludable para lanzar un  par de temporadas más, pero me puedo retirar ahora mismo sin ningún problema. Entiendo que soy el ejemplo de que se puede vivir del béisbol sin ganar tantos millones y sin jugar Grandes Ligas, claro llevando la vida con discreción´´ señaló el brazo de goma de los Gigantes del Cibao.

 

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*