La desgracia de Austin Nola y la fortuna de Webster Rivas

Horacio Nolasco

San Francisco De Macorís

Las carreras de  los receptores Webster Rivas y Austin Nola han sido como un sendero que se bifurca, con la desgracia reciente para el norteamericano y la ventura para el máscara criollo.

Nola, receptor de planta de los Padres de San Diego, se lesionó una mano en abril, siendo sustituido en el roster por  Luis Campusano. Victor Caratini y Campusano eran los suplentes de Austin. El 27 de mayo vuelve a la lista de incapacitados,  en ese momento el dirigente Jayce Tingler indicó que era un leve esguince de rodilla. Al día de hoy Austin Nola está en proceso de rehabilitación y  no se espera que regrese a la acción hasta después del Juego de Estrellas.

La salida de Nola produjo el inesperado  llamado de  Webster Julián Rivas. Muchos se sorprendieron, yo incluido, cuando lo vimos accionando el 28 de mayo inmediatamente fue llamado a  las Mayores, tras once campañas en las Menores y todo el 2020 en las reservas de San Diego.

El andar de ese caballete  de 30 años inició cuando firmó con los Dodgers en el 2010, recibiendo un bono de 25 mil dólares. Siempre ha sido suplente, salvo en el 2014 (91 juegos, 319 turnos, ha sido su mayor participación en una temporada, incluso en 2015 accionó en cinco equipos, totalizando 80 encuentros).  Toda su carrera ha sido segundo,  tercero y hasta  cuarto receptor en LIDOM.

El nagüero es lo más buena gente del mundo, a tal punto que  en abril del 2017  recibió como a un hermano menor en Fort Wayne, Clase A Media, a un jugador que luego sería su padrino en las Mayores, Fernando Tatis Jr.

Webster estará cumpliendo este viernes 43 días de servicio en las Mayores, generando unos 142 mil dólares, casi lo mismo que ha ganado durante toda su carrera en las Menores, el  tiempo  mínimo requerido para obtener  una pensión  de Grandes Ligas (con un día o hasta cuarenta y dos inclusive solo se garantiza un seguro médico de por vida, no beneficios económicos. El mínimo es de 9 mil dólares anuales, subiendo hasta 34 mil si se completa una estadía de 172 días de servicio).

Ejemplo de superación, siempre que publico algo sobre él en las redes utilizo una de sus frases  “para los que decían que no”, con un valor agregado por la desgracia de Austin Nola, que le ha abierto las puertas a uno de los obreros del negocio, el señor Webster Rivas.

 

Check Also

El béisbol está frizado

Artículo de la autoría de Luis A. Rodríguez, Agente Representante de Jugadores de Béisbol (en …

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://riflescopereviewsguide.com/