Noticias Destacadas

Colón y Canó, caminando por un sendero que se bifurca

colon 12Por Horacio Nolasco.- Robinson Canó y Bartolo Colón, dos estrellas del firmamento criollo en el béisbol de las Mayores, han trillado en el 2018  un sendero que se bifurca, por mencionar al gran Borges, pues sus temporadas han ido por caminos distintos.

En el mes de marzo, antes de iniciar la temporada,  Canó era la cúspide del béisbol, un intermedista que se podía retirar al inicio de temporada y tenía registros para ser un inmortal, sobretodo por sus números acumulados y su figura, incluyendo ser el único jugador con al menos 30 dobles en sus primeras 13 campañas,  siete de más de 40 batazos de dos bases en ese trecho. Solo el incomparable Stan Musial (16), acumulaba más temporadas seguidas  con 30 dobles que Canó en la historia de las Mayores. El dominicano ha estado en todos los portales de béisbol, política y farándula por haber usado sustancias prohibidas.

A principios de febrero Colón firmó un contrato de Liga Menor con los Vigilantes de Texas por 1.7 millones de dolares. Si  hacía el equipo grande el día de apertura recibiría esa suma. El 24 de marzo Texas le dio de baja, para ahorrarse los 1.7 millones, lo volvieron a firmar dos días después, asignándolo a las Menores, luego lo subieron en menos de una semana al equipo grande.

Canó está en  su quinto año de un contrato de 10 temporadas por 240 millones de dolares con los Marineros de Seattle.  Hoy día acumula unos registros extraordinarios, ubicándose como uno de los grandes intermedistas de todos los tiempos: segundo lugar en jonrones (305),   en bases por bolas intencionales (108), tercero  en slugging (.493), quinto en OPS (.848), sexto en dobles (522) y extra bases (860); séptimo en promedio de bateo (.304), octavo  en remolcadas (1206), décimo en bases alcanzadas (3907), decimosegundo en hits (2417).

El lanzador cibaeño se ha burlado de Cronos, el dios griego del tiempo (aquí vale la alegoría del cuento  de Jorge Luis Borges, el más grande intelectual y escritor que ha parido América Latina). El diestro es el jugador de más edad activo en las Mayores. A una semana de cumplir 45 años, ayer logró su triunfo 242, colocándose  a una victoria de empatar con Juan Marichal como el criollo con más juegos ganados y a tres de igualar con el nicaragüense Dennis Martínez, líder de los latinos en ese departamento.  La carrera del Big Sexi  ha tenido sus espinas,  pero Bartolo disfruta cada lanzamiento, en las Mayores le celebran todo y es una de las figuras más simpáticas y queridas del juego.

El intermedista dominicano llevaba una temporada normal  para el (.287-4-23, 10 dobles), envidiable para la mayoría de intermedistas. Un  año promedio le hubiera permitido  alcanzar  o pasar sin inconvenientes de 1200 carreras anotadas (1168), llegar sin problemas a 2500 hits (2417) y 4000 bases alcanzadas (3920).

Bartolo ha sobrepasado las expectativas (2-1 2.87). En sus siete aperturas ha lanzado al menos 5.0 entradas en todas, incluyendo cuatro de por lo menos 7.0 innings. En tres ha admitido 1 o menos carreras, solo dos veces le han conectado más de siete hits. El control de Colón ha sido la clave para mantenerse arriba, otorgando 4 bases por bolas en 51.0 entradas.

Canó tiene amplias posibilidades de alcanzar los 3000  imparables en los cuatro años y dos meses del 2018 que faltan para concluir su pacto de 10 temporadas. Solo tres intermedistas han disparado  más de tres mil incogibles (Eddi Collins, Nap Lajoie y Craig Biggio).  Está en el círculo de los que han conectado  300 cuadrangulares  junto a Jeff Kent y Roger Hornsby, dos han conectado 600 dobles (Biggio y  Lajoie) y  cinco defensores de la segunda almohadilla  han empujado 1300 carreras.

Mientras Bartolo espera alcanzar el record de más triunfos para un lanzador latino, y se goza cada presentación , Canó tendrá que purgar por el resto de su carrera, incluyendo los 12 exámenes de orina y 6 sanguíneos,  sin avisar, cada año de su vida activa como pelotero, por regla para los jugadores infractores del uso de sustancias prohibidas, además del peso de limpiar un sendero que iba derecho al Salón de la Fama, y que se ha bifurcado con su conducta.

 

 

 

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*